17.1.14

Everlong


Hello
I've waited here for you
Everlong.



La verdad no sabía cómo se supone que debía sentirme cuando ya era inminente que ibas a llegar. Todo mundo tiene opiniones preconcebidas y que parecen formar parte de una tarjeta Hallmark del peor gusto: es la mejor experiencia de la vida, es lo que te permite realizarte como persona. Yo no pensaba nada de eso. No de ese modo, al menos.

La verdad es que me cagaba del miedo.

Bueno, no miedo, propiamente hablando. Pero sí nervios.

¿Cómo se supone que debería comportarme de ahora en adelante? Indudablemente muchas cosas iban a cambiar, pero ¿qué? ¿Debía dejar de comportarme como un simio al escuchar cierta música, por ejemplo? ¿Debía dejar de escuchar esa música? Por supuesto que tendría un nivel de responsabilidad que ya nunca me abandonaría ¿pero cómo asumirlo? ¿Qué hacer?

Y así, sin saber cómo iba a ser mi nuevo comportamiento frente al mundo, llegaste. Una pelotita roja, gritona, de cabello revuelto y ojos hinchados.

Y yo seguía sin saber qué actitud asumir frente a todo el mundo. Al principio nada más podía verte unas cuantas horas al día. Recomendaciones médicas que no acabo de entender para alguien que hizo una entrada triunfal, sana y a berridos destemplados.

Después vino lo bueno. Alimentarte y que además aprendieras a hacerlo. Limpiar, ehm... "excrecencias" (de todo tipo). Aprender a identificar el motivo del berreo de ocasión para tranquilizarte. Porque debo reconocer que, a pesar de la fuerza (mucha) de tus pulmones, jamás abusas. 

Una noche me di cuenta que no tenía por qué preocuparme de más al verte dormir.

Siempre duermes tan tranquilo que sorprendes. Todo parece tan fácil viéndote. Y entonces comprendí: si parece fácil para ti ¿por qué debo complicarlo yo? Es cierto, debo poder dar un ejemplo, mostrarte lo que creo que está bien o mal desde mi punto de vista, enseñarte muchas cosas básicas. Y en algún punto, aprender a dejarte ir, a dejarte hacer. 


Mi responsabilidad es darte todas las herramientas que conozca para que tú hagas tu propio camino.


Sé que tú puedes hacerlo y vas a aprender mucho más rápido que yo. Casi estoy convencido que no tendrás los mismos errores que yo. Obviamente te equivocarás, y en ese punto es donde yo voy a estar para poder ayudarte hasta donde lo crea posible (y hasta donde tú mismo me lo permitas).

En algún momento creerás que la vida es muy difícil. En algún punto sentirás que nada tiene sentido. Algún día te romperán el corazón. Es parte de la vida. Pero, por favor, confía en mí si te digo que, al final de todo lo malo, cuando sientas que ya no puedes más, todo estará bien.

Porque la vida también está llena de muchas cosas buenas. Y quiero mostrarte todas las que conozco, todas las que sé. Te vas a dar cuenta que habrá temporadas buenas y malas, que siempre será así, pero que también las mejores cosas pasan cuando menos te lo esperas. Eso último es lo más importante. Nunca tengas miedo de equivocarte (nuevamente, te veo dormir y confío en que no lo tendrás). Quizá en algún momento te lastimen, quizá en algún momento tú lastimes a alguien. Es parte de vivir. También harás cosas de las que te arrepientas. Insito: al final, todo estará bien.

A veces uno cree que ya no puede seguir y sí, siempre hay una manera. Totalmente inesperada, y eso es quizá la mejor parte. Vuelves a aprender cosas que creías ya saber, o que olvidaste.

It's times like these you learn to live again
It's times like these you give and give again
It's times like these you learn to love again
It's times like these, time and time again.


Ocurre a través de una oportunidad que nunca viste venir pero que sabes que no puedes desperdiciar. Quizá sea algo que siempre quisiste hacer y no habías encontrado cómo hacerlo. Quizá sea una persona. Esa persona que sabes que va a transformar tu vida y con la que quieres compartir todo, a la que no le importen tus errores porque son cosas que ya ocurrieron y te enseñe nuevamente a ver el presente y a pensar en el futuro. Porque sí, esa persona existe, aunque para muchos no lo parezca o lo dejen pasar como una ilusión. Cuando finalmente ocurre, ni lo crees. No crees que algo tan bueno pueda ser real. Pero lo es.

And I wonder
When I sing along with you
If everything could ever feel this real forever
If anything could ever be this good again.

Hay momentos que lo cambian todo. Puede ser a través de la música, por ejemplo. Quiero que disfrutes la música (la que tu prefieras) y seas capaz de sentir todo lo que puede transmitir. Quiero verte en un concierto y que te dejes llevar por todo lo que puede ocurrir ahí.

Sé feliz siempre. Rodéate de amigos de verdad. Nunca te preocupes por lo que la gente que no conoces o no aprecias piense o diga de ti. Nunca ajustes tus propias metas o ideas a las de otros.

Y cuando lo necesites, yo siempre voy a estar ahí para ti.

Siempre voy a estar contigo. Sin importar lo que suceda, siempre.


Breathe out, so I can breathe you in.

8 comentarios:

Maik Civeira dijo...

:')

Ana Cess dijo...

Qué hermoso tu post. :')

lex dijo...

nadie nace aprendiendo pero todo se puede aprender, saludos.

Gabriel Ramos dijo...

tsss

La Diabla dijo...

uh, tanto tiempo sin pararme por estos lares y me topo con esto, que esta bien bonito.

Saludos

Cara Herbal Sembuhkan Gagal Ginjal dijo...

Comience su vez utilice sabiamente hoy. Tiempo Krn que utilice hoy determinará su logro.

Anatomi Paru Paru dijo...

Tal vez no cada día que pasa es un buen día. Pero aprender siempre de encontrar algo bueno durante todo el día.

DarkPaladinX dijo...

Espero que algún día, dentro de no mucho tiempo, tus hijos puedan leer esto que has escrito con cariño para ellos. Y que algo de lo aquí expuesto, les sea útil en esos tiempos difíciles que todos padecemos de vez en vez.

Saludos.